El “naranja”, con autoridad, el dueño del clásico

La noche perfecta, la mejor versión de la temporada y un clásico ganado de manera inobjetable, con mucha autoridad. El “Luis Maiolino” fue una fiesta, disfrutó de ver a un sólido Deportivo Roca que de punta a punta le ganó muy bien 3-1 a Cipolletti para quedarse con el siempre esperado derbi regional. El “naranja” tuvo la mejor actuación en lo que va del torneo Federal A y sueña con seguir peleando por la clasificación. El encuentro, válido por la fecha 12 de la zona 1, se jugó este miércoles y tuvo el arbitraje del mendocino Alejandro Arco.
Con goles de Guillermo Aguirre – golazo -, Gastón Portiño y Kevin Guajardo el equipo dirigido por Mauro Laspada cortó la racha adversa en casa y llegó a 12 unidades para seguir en la sexta posición del grupo, pero achicando la brecha con la zona de clasificación. Por su parte, el “albinegro”, que tuvo el tanto del roquense ex Depo, Jonathan Morán, se quedó con 15, aún en el cuarto lugar, el último para meterse en la zona Campeonato.
La fecha tuvo el triunfo de Independiente de Neuquén (11) por 1-0 sobre Deportivo Madryn (8), el festejo de Ferro de Pico (23) ante Sansinena (7) y el de Villa Mitre (18) ante Alvarado (21) por 2-1.

Un Depo sólido y decidido
Con un lindo marco en las tribunas y sabiendo que se jugaba mucho, en especial las chances de seguir carrera por la clasificación, el “naranja” salió con el objetivo de poner la pelota al piso y buscar sociedades, pese a que en los primeros 45 minutos tuvo viento en contra.
Enfrente, Cipolletti apostó a la contra y dejó a Jorge Piñeiro Da Silva en soledad para pelear con la zaga roquense.
Los primeros 20 minutos pasaron sin situaciones frente a los arcos, pero con Roca tratando de abastecer, en especial con llegada por los laterales, a Guajardo y Trecco, que no dejaron de moverse para escaparle a la defensa cipoleña.
En los últimos 15 minutos, el “naranja” vivió su mejor momento de la etapa y realizó los méritos para sacar la ventaja ante un mezquino rival que cuidó el empate. A los 30 minutos, Alasia se lució tapando a Trecco y Guajardo ganó el rebote, cabezazo y gol, pero todo fue anulado por claro empujón del atacante a la hora de ir a buscar el balón suelto.
A los 33, Alasia se hizo gigante sacando el cabezazo de gol de Mannara y enseguida, el zurdazo de Valenzuela se fue muy cerca de un palo.
Cuatro minutos después. otra jugada de Guajardo – una de las figuras de local – terminó con un remate débil de Portiño a las manos de Alasia.
Cipolletti quiso sacar provecho de la pelota parada y a los 39, Jara cabeceó lejos desde una buena posición.
El “naranja” siguió buscando y casi lo encuentra a los 40 minutos con un cabezazo de Rodríguez que se desvío en Velázquez y terminó en las manos de Alasia.
Pero la justicia llegó a los 43 minutos. A la salida de un córner, el rebote, fuera del área le quedó a Aguirre: el capitán metió un terrible zurdazo en el ángulo. Golazo, explosión en el barrio Quintu Panal y desahogo “naranja”. Una jugada que cambió el rumbo de la noche.
Para el segundo tiempo, Homann movió el banco visitante y Weiner entró para darle compañía a Sosa y Piñeiro Da Silva, pero el “albinegro” no tuvo nunca claridad ni profundidad.
Al minuto, Mannara le ganó a Seguel y se apuró en la definición con un derechazo que se fue por encima del travesaño.
Con Lincopán ganando el medio, a puro quite y juego; Aguirre y Rodríguez liderando la defensa, bien apoyados por Cifuentes y Valenzuela y Guajardo y Trecco corriendo todas, el Depo fue justificando la victoria.
Y el 2-0 llegó con fútbol. Un buen ataque, asistencia de Trecco y llegada a la definición de Portiño. Puntazo del volante y locura en el estadio.
Los dos movieron el banco, pero fue el “naranja” el que siempre mostró más orden y actitud en cada pelota disputada. Cipolletti tuvo como única vía el centro para la cabeza de Piñeiro Da Silva y Morán cuando ingresó.
El tiempo fue pasando y un sólido local trató de cuidar lo ganado y aprovechar los espacios. Y así llegó el tercero. A los 38 minutos, Guajardo corrió su enésima pelota, le ganó a un cansado Jara y definió ante Alasia. Palo, gol y a festejar con sus compañeros. La historia resuelta y con contundencia.
Hasta el final fue fiesta en las tribunas y apenas el descuento de Morán y unos empujones que terminaron con las rojas para Prioreschi y Velázquez le agregaron más datos a un clásico que ya estaba terminado.
El “naranja”, por varios minutos, disfrutó de una merecida y necesaria victoria y se abrazó a la ilusión de seguir peleando por el pase. En horas ya será tiempo de comenzar a pensar en el viaje a Cerri para visitar a Sansinena, pero esa ya es otra historia.

Sintesis
Deportivo Roca 3: Franco Moscaritolo; Juan Cifuentes, Federico Rodríguez, Guillermo Aguirre y Jonathan Valenzuela; Gastón Portiño, José Lincopán y Maximiliano Prioreschi: Rodrigo Mannara, Nicolás Trecco y Kevin Guajardo. DT: Mauro Laspada.
Cipolletti 1: Matías Alasia; Gastón Valente, Damián Jara, Federico Velázquez y Nelson Seguel; Matías Carrera, Eduardo Vilce, Fabio Giménez y Gustavo Del Prete; Matías Sosa y Jorge Piñeiro Da Silva. DT: Henry Homann.
Goles: PT, 43m Aguirre (DR). ST, 7m Portiño (DR); 38m Guajardo (DR) y 45m Morán (C).
Cambios: ST, al inicio, Weiner por Carrera (C); 11m Fernández por Portiño (DR); 14m Ávila por Del Prete (C); 23m Ruiz por Mannara (DR); 24m Morán por Sosa (C) y 39m Durán por Guajardo (DR).
Expulsados: ST, 47m Prioreschi (DR) y Velázquez (C).
Árbitro: Alejandro Arco (Mendoza).
Estadio: “Luis Maiolino”.
Nota: Adrián Hernández.
Fotos: José Luis Pierroni – para prensa Deportivo Roca.